15M: los indignados en contra de la visita del Papa a Madrid

 

15M: los indignados en contra de la visita del Papa a Madrid

Su protesta no va dirigida contra la religión católica ni contra el viaje de Benedicto XVI en sí, sino contra la financiación pública.

07 DE AGOSTO DE 2011, MADRID

Tras haber conseguido la reconquista de la Puerta del Sol (que esta pasada semana llegó a estar bloqueada por la Policía), el movimiento 15-M anunció anteayer que sus próximos pasos tienen un claro objetivo: torpedear la inminente visita del papa Benedicto XVI a España. Los activistas destacaron que su protesta no va dirigida contra la religión católica ni contra el viaje de Benedicto XVI en sí, "sino contra la financiación pública que indirectamente se está invirtiendo en las jornadas".
Los indignados han recogido el testigo de grupos de laicos, ateos y cristianos de base que, a mediados de julio, guiñaron el ojo al 15-M para sumar esfuerzos y convocar acciones de protesta cara a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que empieza el 18 de agosto en Madrid. Tras horas de debate en las asambleas, el colectivo de indignados anunció que no se quedaría de brazos cruzados ante la visita papal.
Estos y otros asuntos se debatieron durante la tarde del sábado 6 de junio en el II Foro Popular Intercalles del 15-M, que consistía en la celebración de una serie de comisiones en todos los accesos a Sol, adonde la policía no les dejaban entrar hasta ayer. La mayoría acabaron celebrándose en mitad de la plaza, donde de nuevo está operativo a partir ayer un centro de información.
ACTIVIDADES ANTE LA VISITA PAPAL
El colectivo 15-M debatió diversas medidas  durante las diferentes asambleas que tuvieron lugar Los indignados están elaborando un calendario de acciones de protesta  para la llegada del Papa, entre las que se encuentra la escenificación de un vía crucis reivindicativo , la colocación de puestos informativos en los lugares donde se hospedarán los peregrinos y una manifestación en Neptuno paralela a la misa del martes  en la plaza de Cibeles con la que se inaugura la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).
Otras ideas que propusieron fue animar a la gente a que se disfrazara de bebé para "protestar contra la pederastia  dentro del mundo eclesiástico", o la de ocupar los 800 colegios públicos e institutos cedidos gratuitamente  para su uso como albergues de peregrinos. El 15-M también pretende boicotear a las empresas patrocinadoras de la visita.
Igualmente, los indignados expresaron su deseo de asistir a la manifestación que los grupos de laicos, ateos y cristianos de base han organizado para el 17 de agosto.

Fuentes: El País, El Periódico

© Protestante Digital 2011

Creative Commons

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Esse site utiliza o Akismet para reduzir spam. Aprenda como seus dados de comentários são processados.